¿Cuál es la prosperidad espiritual?

No es la primera vez que lees un artículo sobre prosperidad y abundancia, pero cuando trascendemos al plano espiritual, hay que considerar otros aspectos que tienen que ver con aquello que es invisible y no lo pueden ver nuestros ojos.

Cuando en otros artículos se habla de prosperidad y abundancia, se menciona un estado de bienestar donde te sientes feliz y pleno, con abundancia, y, pero sobre todo merecedor.

¿Cuál es la prosperidad espiritual?

Sin embargo, cuando hablamos de merecer, es algo muy genérico. En este punto te preguntarás, ¿Qué es lo que yo me merezco?, ¿Existe alguna limitación para ello, y en el caso de que existan, quien las estipula?

Ya debes intuir de donde provienen las respuestas a estas preguntas, provienen de ti, y constituyen un apasionante viaje hacia el autodescubrimiento y crecimiento que es bueno afrontar, para que encuentres la forma de relacionarte con la prosperidad y así alcanzar la máxima realización de tus potencialidades.

Y si, son potencialidades, aspectos que están dentro de ti, los cuales tienes que escudriñar y descubrir, ya que ese es el camino hacia la prosperidad. Como dijera Sócrates hace más de 2000 años, conócete a ti mismo.

¿Qué significa prosperidad y abundancia, en este contexto?

Así como el agua de un rio fluye, o las corrientes de aire fluyen con el viento, justo eso significa la prosperidad, fluir. La idea del agua o del aire en movimiento implica cierto dinamismo en el proceso, así mismo ocurre con la prosperidad, no es una meta puntual, es una senda que se escoge recorrer.

¿Qué significa prosperidad y abundancia, en este contexto?

Aunque la sociedad en general, nos ha condicionado a cumplir con objetivos y metas concretas en diferentes plazos, haz de saber que ese logro no te hace prospero per se, pero si es parte del camino, ya que la prosperidad en un estado mental y espiritual que transciende los meros éxitos puntuales.

Esto es muy importante que lo recuerdes: todas las cosas que haces para alcanzar tus metas, son reales, y con ello satisfaces necesidades reales, pero no por ello puedes llamarte próspero, solo has hecho una parte.

Tienes mucho por aprender, sentir, percibir y probar. La prosperidad implica un estado de salud que involucra la mente, el cuerpo y el espíritu, que demuestra un agradecimiento al obsequio de vivir y del aliento de la vida, respirar.

Agradecer y agradecer

El sentimiento de agradecer todo lo que la vida te depara es fundamental. La vida tiene momentos muy duros, desagradables, no todo es bonito, como muchos dicen. Pero incluso, esos momentos de tensión y desasosiego, te dejan una enseñanza, sobre la cual es precisa reflexionar y trascender.

De ahí, que la esencia de la prosperidad está en el agradecimiento, para sacar el lado positivo de eventos que no podemos controlar, que no nos gustan, pero que nos traen una enseñanza.

Vive, y por supuesto, ten tus metas y proyectos, y evalúalos en forma constante en la medida que vas evolucionando. No desistas en tu búsqueda de lo material y lo inmaterial, y, ante todo, agradece por todo lo recibido en el camino que has decidido transitar.

Qué significa prosperidad y abundancia

Te invito a disfrutar de la Meditación para un corazón tranquilo

Empieza la búsqueda de la prosperidad interior a través de la meditación

Para ayudar con el fluir de la prosperidad, te propongo estos dos ejercicios de meditación. Su práctica diaria es muy beneficiosa y es recomendada por el experto en yoga Nirvair Singh Khalsa.

Primer ejercicio de meditación para la prosperidad y la abundancia

Lo primero que tienes que hacer es ponerte cómodo. Siéntate en forma relajada en el piso con las piernas cruzadas o en una silla y permite que los pies descansen. Coloca tus manos sobre las rodillas para que descansen y que tus manos tengas las manos abiertas con el dedo índice tocando al dedo pulgar.

Luego inhala aire a tus pulmones y siente como se llenan, y mientras sostienes el aire en tus pulmones, recita mentalmente: “Soy bondadoso, Soy feliz, Soy bello”. Y luego, mientras expulsas el aire de tus pulmones, recita en forma mental: “Destacar, Destacar, Sin miedos”.

Luego vuelve a realizar una respiración profunda, sostienes un poco la respiración y luego exhalas y te relajas. Repite estos ciclos por un tiempo aproximado de 3 minutos unas tres veces al día.

Aprende qué ¡No siempre es verdad lo que ves y lo que crees!

Segundo ejercicio de meditación para la prosperidad y la abundancia

La postura para sentarte es la misma que describimos previamente, solo que en este caso, mantienes la palma de tus manos mirando hacia el frente, con los dedos juntos al nivel de los hombros. Coloca la barbilla tratando de tocar el pecho y los ojos casi cerrados, viendo hacia la punta de tu nariz.

Entona el mantra “Jar” y contrae el abdomen para tratar de dirigir el ombligo hacia adentro. Luego toca con la punta de la lengua el paladar, entre cada repetición del mantra.

Para terminar, inhala suficiente aire, mantén la respiración, imagina que tus manos sostienen una luz verde y luego exhalas y te relajas.

La duración de este ejercicio es de tres a once minutos, por lo que repites los ciclos las veces que sean necesarias.

A continuación te comparto una meditación para tu prosperidad y tu abundancia:

0 responses on "¿Cuál es la prosperidad espiritual?"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Yoga-Coaching-Meditación | Kirtan Kaur.
X